Línea de atención: (571) 4377540

Central de urgencias: Carrera 54 N. 67A-18

Central de citas: (571)2088338

Manos cálidas y confiables

Los temas relacionados con la actividad sexual son los que más apenan a las mujeres en el momento de consultar al especialista. A pesar de las clases de educación sexual que se brindan en colegios, en el país siguen existiendo tabús alrededor de la sexualidad. En el caso de las mujeres persisten creencias erróneas y mitos en cuanto al cuidado de la vagina. La doctora Marcela Otálora, Coordinadora de Gineco - Obstetricia del Hospital Infantil Universitario de San José, habla al respecto. “En cuanto a la sexualidad hay mucho recelo. A pesar de los cambios generacionales las chicas preguntan más pero siguen teniendo temor de consultar en un alto porcentaje. Se manejan mitos respecto a la vagina, por ejemplo, escuchan cosas en sitios sociales como las peluquerías o los gimnasios, en ocasiones hasta los mismos esposos influyen y les dicen cosas que las afectan psicológicamente, creándoles barreras y limitantes”, expresó Otálora.

La Coordinadora de Gineco - Obstetricia agrega que es muy común encontrar pacientes incómodas en las citas, generalmente, ellas suelen dar muchos rodeos para preguntar sobre asuntos que desconocen en el área sexual. El consejo es que entiendan que están frente a un profesional que puede asesorarlas sobre las diferentes situaciones, es mejor indagar a un experto para evitar que utilicen remedios caseros o se guíen por buscadores web de manera errónea.     

Tampones y toallas higiénicas

Algo que se ha evidenciado por parte de los doctores es que las mujeres piensan que parte del aseo íntimo consiste en ponerse todos los días un protector, sin embargo no es correcto; puede traer como consecuencia que se altere la flora vaginal. “Es algo en lo que hemos venido concientizando a las pacientes. Muy pocas veces nos preguntan acerca de su buen uso, el personal médico es el que debe indagar para instruir al respecto”, informó Otálora. Los protectores solo deberían usarse durante los últimos días del periodo menstrual, no todo el tiempo. En la actualidad vemos una gran cantidad de comerciales donde se presentan diferentes tipos de toallas higiénicas. Se debe tener en cuenta que existen algunas denominadas “secado rápido” que podrían generar irritaciones o alteraciones en el flujo, por lo que no es recomendable su uso. Allí se evidencia otro de los temas que las mujeres no hablan o preguntan, simplemente se guían por una “buena marca” que ven en la televisión. Ahora, hay una tendencia con la copa menstrual, que se ve sobre todo en pacientes jóvenes; lo ven muy atractivo porque son productos denominados amigables ecológicamente. Son muy pocos los casos de mujeres mayores de 30 o 35 años que las usen. Ellas saben que un tampón bien utilizado no tiene ningún problema.

Errores más comunes

Una de las advertencias que realiza la doctora es que un ciclo menstrual abundante puede causar anemia. El problema radica en que muchas mujeres se acostumbraron a ello y lo consideran normal no es así por eso no ven la necesidad de preguntarle al especialista al respecto. Si bien es cierto, que por lo general, no lleva a complicaciones graves de salud, si se debe prestar atención y realizar un seguimiento médico. Además por temas sociales ahora hay una preferencia a rasurarse todo el vello púbico y la zona de la vulva. El inconveniente es que estos vellos cumplen una función de aislamiento y protección, por lo que no deberían ser removidos. Se ha evidenciado que si una mujer se rasura, usa protector todos los días y además, utiliza pantalones ajustados, puede traer como resultado la predisposición de los flujos.

Cuidado con la vanidad

En la actualidad tanto hombres como mujeres sienten el deseo de hacerse cuidados de salud y belleza. En el caso particular de las chicas, han utilizado métodos láser para realizar rejuvenecimiento vaginal. “Hay tratamientos que no son recomendados en todos los casos, como el rejuvenecimiento, la vagina es un conducto ciego que está irrigado y depende demasiado de las hormonas. Algo muy distinto es la rehabilitación del piso pélvico, proceso que debería realizar cualquier paciente seis semanas después del parto vaginal. La recuperación está a cargo de terapeutas físicos especializados, para fortalecer algunos músculos que se ven afectados a la hora del parto”, Recalca Otálora. Otro de los consejos de la experta del Hospital Infantil Universitario de San José, es aprender a conocer el cuerpo, así a la hora del autoexámen es más fácil identificar anomalías que deben ser reportadas al médico de manera inmediata. Asimismo, indicó que se debe visitar al ginecólogo mínimo una vez al año, pero si hay evidencias de temas como flujos o secreciones es mejor solicitar una cita prioritaria.

Para concluir, la doctora Marcela Otálora hizo un llamado para que las madres mantengan la calma, ya que se han presentado casos en el que llevan a sus hijas para que les practiquen cirugías porque tienen los labios menores de manera más prominente (grandes) y es algo que no en todos los casos debería hacerse. “Si no hay un problema de salud hay que dejarla tal y como es, porque la vulva es una zona muy sensible, entre más cirugías le practiquen ella va perdiendo sensibilidad como órgano sexual”.