Línea de atención: (571) 4377540

Central de urgencias: Carrera 54 N. 67A-18

Central de citas: (571)2088338

Manos cálidas y confiables

Desde el mes diciembre de 2018 el Hospital Infantil Universitario de San José puso a disposición de su comunidad el primer árbol solar como aporte a la sostenibilidad energética ambiental hospitalaria.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha proyectado que para el 2040 el planeta consumirá 30% más de energía eléctrica, por lo que se hace imperativo que las organizaciones implementen proyectos para el uso de energías limpias y renovables que cuiden los recursos naturales. El sector salud no está exento a esta necesidad, por ello el  Hospital Infantil Universitario de San José hace esta gran apuesta.

La Institución pertenece al Programa de Excelencia Ambiental del Distrito (PREAD) desde el año 2015. Para el 2018, en el marco del proyecto ambientaRSE participó en el aula energía solar fotovoltaica y como resultado de la experiencia allí desarrollada, y pensando en los programas de responsabilidad social ambiental, se instaló el primer árbol solar en el área de Consulta Externa, con el propósito de facilitar la recarga de dispositivos móviles.

“Hemos realizado labores muy importantes en favor del medioambiente, ahora, el objetivo principal de realizar este trabajo obedece a razones ambientales pero que por otra parte se refleja en la reducción del consumo energético de la institución, es decir, implementamos fuentes alternativas de energía que son abundantes, limpias y seguras, utilizando energía proveniente del sol y con disponibilidad de uso las 24 horas del día y los 365 días del año”, informó Jeaneth Angulo, líder de gestión ambiental del Hospital Infantil Universitario de San José.

Los pacientes, profesionales de la salud, estudiantes y personal en general, encontrarán energía en este punto de manera gratuita. Entre otros beneficios que brinda este el sistema es que ocupa una menor área por watio en la producción de energía; de igual forma no es contaminante, como el petróleo y el carbón; tampoco genera desechos radioactivos; no aumenta de precio; y no hay necesidad de ningún tipo de cables para su almacenamiento.

Certificado en favor del ambiente

El Hospital recibió en el 2018 dos importantes reconocimientos; uno, obtuvo el Nivel de Excelencia Ambiental, Generando Desarrollo Sostenible y segundo, la membresía de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, objetivo que se había planteado lograr para el 2020. En ese sentido, la Institución participa dentro de proyectos que realiza el sector con el fin de cumplir con los diez objetivos globales que manejan en favor del medioambiente. Es así como se han hecho procesos enfocados en: correcto manejo de residuos, ahorro de energía y agua, compras verdes y próximamente se trabajará en lo que tiene que ver con huella de carbono.

“Seguimos desarrollando estrategias que nos permitan minimizar el impacto ambiental negativo y de esta manera entrar en la categoría Élite en los programas ambientales a los cuales pertenecemos. El Hospital dentro de su política de Responsabilidad Social Empresarial - Ambiental logró una calificación del cien por ciento de cumplimiento en la evaluación realizada por Fenalco en 2018” aseguró Jeaneth Angulo.

El Hospital Infantil Universitario San José también tiene iniciativas para el buen manejo de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos RAEE´S, trabajando con distintas organizaciones como la Fundación del Quemado – Piel para renacer y la recolección de tapas plásticas para la Fundación Sanar.

Utilizamos energía proveniente del sol, ya que emite energía las 24 horas del día, 365 días del año.

Dentro de sus beneficios podemos nombrar los siguientes:
Es abundante y gratuita.
No es contaminante, como el petróleo y el carbón.
No tiene desechos radioactivos, como la nuclear.
Ocupa menor área por watio de la producción de energía.
Nadie puede aumentar su precio.
No necesita algún tipo de cables o tanques, para su almacenamiento.
El sol es responsable de que en nuestro planeta existan las condiciones adecuadas para la supervivencia de la vida humana, animal y vegetal. No olviden utilizar nuestro árbol para recargar su celular, ahorramos energía y minimizamos el impacto negativo al medio ambiente.